Linkeados

0 comentarios

Tarjetas personales: la primera impresión

Share Button

“Es imposible no comunicar” es uno de los axiomas más conocidos que hay en el campo de la comunicación. Su autor, Paul Watzlawick, uno de los principales autores de la Teoría de la comunicación humana, quería expresar que  todo comportamiento es una forma de comunicación. Y como no existe forma contraria al comportamiento (“no comportamiento” o “anticomportamiento”), tampoco existe la “no comunicación”. Básicamente todo comunica.

A través de las tarjetas de presentación uno busca presentarse al mundo, específicamente, al del trabajo. Muchas veces, estas tarjetas, son creadas sin pensar demasiado. Se cree que solamente al colocar el nombre y datos personales está todo dicho. En parte es verdad, pero hay que considerar el papel utilizado, la tipografía elegida, los colores y la relación de estos con nuestros datos y profesión. Volviendo al axioma: todo comunica, por ende, debemos pensar bien como nos presentaremos.

La tarjeta de presentación siempre debe contener el nombre completo del dueño, a qué se dedica, cargo y datos de contacto, es decir, correo electrónico, dirección de la oficina o centro de trabajo y número telefónico. Podemos hacerlas nosotros o mandarla a hacer por un diseñador profesional. Al contratar los servicios de un experto se pueden realizar modelos de tarjeta creativos e interesantes que comuniquen nuestra profesión.

Errores y detalles a tener en cuenta:

•    El tamaño: las tarjetas tienen que ser de tamaño estándar, ya que deben entrar en los bolsillos y en los tarjeteros. Es un error común creer que si la tarjeta es más grande o más chica que el estándar se destacará. Lo más probable es que se pierda o se descarte.
•    Texturas: una técnica muy válida y de buen resultado es hacer tarjetas con texturas y relieves suaves, como el engomado, laqueado sectorizado y otras técnicas disponibles sólo en imprentas de alta calidad. Obviamente el costo es mayor, pero la inversión bien vale la pena.
•    Presentación: usualmente las tarjetas son rectangulares, pero se pueden trabajar con formas cuadradas, redondas, triangulares o como uno lo desee.
•    Colores: de más está decir que hay que cuidar el contraste de los colores. Nunca quedará bien la unión de un fondo de color fuerte con una tipografía en otro color fuerte. Vale suavizar alguno.
•    Tipografía: a pesar de la tentación, hay que cuidar que la tipografía elegida sea legible y no dejarnos llevar por tipografías creativas y artísticas. Pueden usarse, pero para destacar el nombre del dueño de la tarjeta. Para el resto de la información conviene una tipografía palo seco.
•    Olvidar datos o tener errores ortográficos: estos errores son imperdonables y lograran que nuestra tarjeta y persona sean olvidadas.

De producción propia

Si uno desea hacer su propia tarjeta, sin depender de terceros, aquí hay una pequeña guía:

  1. Plantear los datos que se incluirán: nombre completo, profesión, correo electrónico y algún teléfono de contacto. ¿Por qué no incluyo dirección o teléfono fijo? Porque una de las primeras reglas a tener en cuenta es: colocar los datos que desean se conozcan. Si uno no quiere que lo llamen a la casa o que tengan su dirección, es válido no colocarlos. Y en todo caso: se pueden hacer dos tarjetas. Una más completa y una más simple, por si se manejará con diferentes grupos de personas.
  2. Luego, se puede trabajar con programas como Publisher, programa que está incluido en el pack Office, para hacer la plantilla o trabajar con una ya determinada.
  3. Una vez realizada sólo hay que ir a una gráfica e imprimirlas.


—–

por María Martínez Palacios

Twitter: @merymartinez

Es Licenciada en Comunicación Social, egresada de la Universidad FASTA en 2010. Ha trabajado en medios digitales locales y radios como columnista y productora. Actualmente se encuentra estudiando el Profesorado Superior para Profesionales, escribe en la revista Otra Comunicación y trabaja en una consultora de comunicación privada

María Martínez P. – who has written posts on Linkeados.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentá!